270 definiciones sexuales – Diccionario del sexo

diccionario del sexo

270 definiciones sexuales tan curiosas como sorprendentes, unas nuevas y otras de de toda la vida, un pequeño diccionario del del sexo.

Abdorgasmos: Son los orgasmos que se dan como consecuencia del ejercicio físico. Muchas mujeres aseguran haber alcanzado el clímax andando en bicicleta, levantando pesas, practicando yoga o en una clase aeróbica.
Abasiofilia: Excitación ante parejas cojas.
Abdorgasmo: Los que tienen la suerte de disfrutar de esta práctica sexual pueden sentir el placer en situaciones de lo más inesperadas. Se trata de aquellos a los que les sobreviene el orgasmo montados en una bicicleta, cuando nadan o, simplemente, caminando deprisa.
Abdorgasmos: Está demostrado que el sexo no es el único medio para llegar al clímax. Ahí tenemos a los “abdorgasmos” que son producto del ejercicio físico al margen de cualquier práctica erótica. En 1953, Alfred Kinsey realizó un estudio en el que el 5% de las mujeres entrevistadas reconocían haber experimentado orgasmos en el gimnasio. Y es que se cree que los músculos abdominales tienen una relación con el placer. Más recientemente, la investigadora Debby Herbenick, codirectora del Centro para la Promoción de la Salud Sexual de la Universidad de Indiana (Estados Unidos), entrevistó a 300 mujeres de 18 a 63 años. El 19% dijo tener orgasmos haciendo bicicleta o spinning, el 9,3% lo logró escalando una cuerda, el 7% levantando pesas y otro 7% haciendo yoga, máquina elíptica o aeróbic. ¡A hacer abdominales, chicas!
Abrazo de Cleopatra: presión con la musculatura pubococcigea (vaginal), apretando y soltando el pene durante la penetración en algunos momentos.
Acomoclitismo: Excitación por los genitales depilados.
Acrofilia: Excitación con parejas muy altas.
Acrotomofilia: Consiste en sentir deseo sexual o preferencia por alguien que tiene algún miembro amputado, aunque a parte de la amputación, sus cánones de belleza son los estándar. El deseo sexual, en este caso, está ligado o es dependiente del muñón o muñones de la pareja. Los acrotomofílicos se sienten atraídos por los tocones resultantes de alguna parte del cuerpo amputada, incluso a veces por las partes mismas. Generalmente prefieren las amputaciones de las piernas a las de los brazos, y la mayoría de las veces se sienten más atraídos por las amputaciones con muñón que por las que no los tienen. Muchas veces, los acrotomofílicos terminan amputándose uno de sus propios miembros.
Acrotomofilia: Excitación ante miembros amputados.
Actirastia: Excitación por la exposición a los rayos del sol.
Agonophilia: Excitación al simular una lucha con la pareja.
Agorafilia: Excitación por la actividad sexual o el exhibicionismo
Agrexofilia: Excitación producida por el hecho de que la actividad sexual sea oída por otras personas.
Algofilia: Excitación producida por el dolor (diferenciado del masoquismo por la ausencia de componente erótico).
Alorgasmia: Excitación al fantasear durante el acto sexual con otra persona que no sea la pareja.
Altocalcifilia: Es un tipo de fetichismo en el que se obtiene placer al observar o llevar puestos zapatos de tacón alto. La altocalcifilia hace parte de los fetichismos asociados a prendas de vestir, en particular al fetichismo de calzado conocido también como retifismo, que es la atracción fetichista por los zapatos en general.
Alveofilia: Excitación por tener relaciones sexuales en una bañera.
Amaestramiento: Excitación al entrenar a una compañera sumisa para que sea obediente.
Amaurofilia: Excitación con una pareja sexual ciega o a la que se le han vendado los ojos.
Amelotasis: Excitación con personas a la que les falta algún miembro.
Amokoscisia: Excitación por el deseo de castigar a la pareja sexual.
Amomaxia: Excitación con una relación sexual dentro de un automóvil estacionado.
Anal: El sexo anal es una forma de sexo que incluye la introducción del miembro sexual masculino por el ano de la pareja. Para algunas personas el sexo anal puede ser un tema tabú, aunque hoy en día es una práctica muy frecuente.
Analismo: Excitación al acariciar el ano o practicar coito anal.
Anastimafilia: Excitación por personas con sobrepeso.
Androginofilia: Excitación por personas andróginas, de aspecto masculino o femenino poco diferenciado.
Androidismo: Excitación con muñecos o robots con aspecto humano.
Andromimetofilia: Excitación sólo por las mujeres vestidas de hombres.
Anilictus o Beso negro: acariciar el ano con la boca o la lengua.
Anisonogamia: Excitación por una pareja sexual mucho más joven o mucho mayor.
Anofelorastia: Excitación al profanar objetos considerados sagrados.
Antolagnia: Excitación por oler flores.
Antrosexualidad: Persona con desconocimiento de su orientación sexualidad y amplia flexibilidad para descubrirla.
Apotemnofilia: Excitación por la idea de ser amputado.
Asexualidad: Falta de una orientación sexual. Carece de atracción.
Asfixiofilia: Excitación por estrangulación erótica. Muy peligrosa por las muertes accidentales que produce.
Asmr: Es el acrónimo inglés de Respuesta Sensorial Meridiana Autónoma o, lo que es lo mismo, orgasmo cerebral
Audiolagnia: Excitación tras escuchar a otros que se excitan con prácticas auto o heteroeróticas.
Autagonistofilia: Excita la creación de situaciones donde la persona pueda ser sorprendido accidentalmente desnuda o teniendo alguna actividad sexual.
Autoabasiofilia: Excitación al estar o volverse cojo.
Autoasasinofilia: Excitación masoquista de ser asesinado.
Autoasesinofilia: Excitación sexual colocándose en situaciones en las que podrían acabar muertas.
Autoasfixiofilia: Practica de la asfixiofilia durante la masturbación.
Automisofilia: Excitación al ser ensuciado.
Autonepiofilia: Excitación por el uso de pañales y ser tratado como un bebé.
Axilismo: Practica del coito dentro de la axila de la pareja.
Bangover: Este término está relacionado con las agujetas resultantes de la práctica sexual. Ese día después en que el cuerpo recuerda aquellas posturas o movimientos que consiguieron llevarte hasta el orgasmo.
Bangover: Quizá conozca el término ‘hangover’, relativo a la resaca o malestar tras una borrachera. Pues ‘bangover’ haría referencia a la resaca muscular tras una noche de sexo, tras un completo y satisfactorio ejercicio y sus dolores corporales correspondientes. La poca práctica o la excesiva intensidad pueden regalarle unas estupendas agujetas sexuales que desaparecerían practicándolo con regularidad. Aunque duelan, suelen gustar, pues nos recuerdan los mejores momentos.
Bastinado: Excitación propinando bastonazos en la planta de los pies de la pareja.
Belfie: Es un selfie del trasero con lencería. Kim Kardashian inició esta tendencia, a la que se han sumado Rihanna, Miley Cirus, Jennifer Lopez…
Belonefilia: Excitación con el uso de pinchos y agujas.
Benching: Viene de bench (‘banquillo’, en español), y consiste en tener como reserva a un segundo chico. El plan B por si te falla el A.
Bestialismo: relaciones sexuales con animales.
Biastofilia: Excitación asaltando a alguien contra su voluntad.
Bisexualidad: Atracción de una persona hacia hombres y mujeres.
Blastolagnia: Persona atraída por mujeres muy jóvenes.
Bondage: Es un juego sexual que se hizo popular con la novela Cincuenta sombras de Grey. Consiste en atar al compañero (usando cuerdas, esposas, vendas o cintas), bajo su consentimiento y sin provocarle daños.
Bondage: esclavitud (prácticas sadomasoquistas)
Boobgasm: Orgasmo causado por la estimulación de los pezones. Una investigación realizada por el doctor Herbert Otto revela que un 29% de las mujeres lo ha experimentado. La clave, según ha comprobado Barry Komisaruk, de la Universidad de Rutgers (Estados Unidos), es que al acariciar esta zona se activa la misma región cerebral que cuando se toca el clítoris o la vagina. Increíble.
Booty call: Se trata de tener sexo informal con el único propósito de sentir placer, y sin que exista un compromiso de por medio con personas a las que podemos contactar por medio de una simple llamada, ya que existe la confianza. Su práctica se ha extendido hacia Internet, a través de nuevas tecnologías.
Burusera: es la tienda o vendedora de bragas usadas en japonés, pues suele cobrar por ello, y conocedora de que algunos hombres comprarían la ropa interior usada a las jovencitas. Cuanto más usada y fresca mejor y podría realizar la ‘Namasera’. En este caso llevaría las bragas puestas hasta el mismo momento de entrega y calentito se lo ofrecería al destinatario. Esta costumbre se extiende a la reprobable venta de los uniformes de colegialas y hasta de la saliva de las jovencitas.
Butch: Es un término que usa la comunidad homosexual para definir a las mujeres con estilo varonil.
Candalagnia o candaulismo: Excitación viendo a la pareja copulando con otra persona.
Cateterofilia: Excitación sexual con el uso de algún tipo de catéter.
Chezolagnia: Sólo logra excitarse al masturbarse durante la defecación.
Cibersexo: El cibersexo es una forma de sexo que ha surgido en las últimas décadas, y se caracteriza porque se utilizan las nuevas tecnologías para tener relaciones sexuales. Por ejemplo, cuando una pareja que viven a una gran distancia decide tener sexo por videollamada.
Ciprieunia: Excitación sólo con prostitutas.
Clastomanía: Excitación al arrancar y despedazar la ropa interior de la pareja.
Clismafilia: Se trata de las personas que obtienen placer sexual a través de la introducción de líquidos en el ano. En general no se trata de un fetiche compartido, por lo que en general las personas que gustan de esta parafilia se realizan enemas a sí mismos.
Coitolalia: Excitación producida al hablar durante el acto sexual.
Coprofagia: Excitación al comer heces.
Coprofagia: excitación y deseos sexuales provocados por materias fecales o excrementos
Coprofemia o coprolalia: Excitación al decir obscenidades en público.
Coreorgasmo :¿Sabías que el 10% de las personas siente una sensación similar al inicio del clímax mientras practica deporte? Basándose en este descubrimiento, la doctora Debby Herbenick ha creado esta nueva técnica. El secreto está en hacer 20 minutos de ejercicio cardiovascular, seguidos de abdominales. Lo explica en su libro The Coreorgasm Workout, donde afirma que dos de cada tres mujeres consiguen llegar al orgasmo ¡en menos de diez sesiones! Casi que va a haber que probar…
Cronofilia: Excitación de personas jóvenes al relacionarse con personas de más edad de ambos sexos.
Crurofilia: Excitación al ver y tocar las piernas.
Cubana o paja cubana: masturbación que la mujer le hace al hombre con los pechos
Cunnilingus: estimulación de los genitales femeninos con la boca
Cyesolagnia: Excitación sexual con mujeres embarazadas.
Demisexualidad: Conocida como la quinta orientación sexual, engloba a quienes son incapaces de sentir deseo por otra persona, a no ser que tengan un fuerte vínculo emocional con ella. Se enamoran tanto de hombres como de mujeres.
Dendrofilia: Excitación al frotarse contra los árboles.
Dipoldismo: Excitarse propinando golpes en las nalgas a niños.
Disciplina inglesa o spanking: actividades sexuales sado-masoquistas
Disciplina: Excitación al ser obligados a hacer cosas humillantes.
Dogging: No es otra cosa que tener sexo en lugares públicos. Se trata de una práctica sexual que va en ascenso y que cuenta con numerosos aficionados en todo el mundo. El término proviene de dog –perro en inglés–, y hace referencia al hecho de que estos animales copulan en plena calle sin ningún tipo de complejos. Si mantener relaciones en lugares públicos es para algunos una necesidad, al no tener un espacio propio a dónde ir, para otros es una modalidad más de sexualidad que une voyeurismo, exhibicionismo y el riesgo de poder ser descubierto in fraganti.
Dogging: Consiste en tener sexo en la calle, como lo hacen los perros (de ahí su nombre, que proviene de “dog”). Se puede hacer con una o varias personas, por ejemplo dentro de un auto. Analizamos el fenómeno.
Don juanismo: Deseo compulsivo de mantener relaciones sexuales con mujeres diferentes
Dopplebanger:  Así te llamarán si te enrollas con un tío que es calcado a ese famoso que tanto te gusta. Y, para bien o para mal, te acuestas con él sólo por eso.
Double bag:Es el acto de ponerse dos o tres preservativos, uno arriba del otro. Aclaremos que es algo innecesario, porque con uno solo alcanza para obtener la protección necesaria.
Dysmorfofilia: Atracción hacia personas deformadas (mastectomizadas, jorobadas, etc..).
Ecdemolagnia: Excitación proveniente de viajar o estar lejos del hogar.
Ecdiosis: La excitación sólo se produce al desnudarse ante desconocidos.
Efebofilia: atracción por los adolescentes
Efecto Coolidge: Se trata de un fenómeno observado en las especies de mamíferos y que consiste en una disposición a mantener relaciones sexuales ante la presencia de nuevos compañeros. El efecto Coolidge es el enemigo número uno de la fidelidad y lo que buscan los partidarios de esta práctica es una relación abierta o el intercambio de parejas.
El parcialismo: Es el interés sexual por una parte específica del cuerpo, que despierta en el sujeto por lo menos tanto interés erótico como los genitales, sino más. Está sobretodo relacionado con los pies, las manos y las axilas, aunque puede tratarse de cualquier parte del cuerpo exceptuando los genitales. Es uno de los fetichismos más comunes en los varones. La excitación se produce al acariciar, besar, chupar, lamer, oler o tocar la parte del cuerpo objeto de fetiche. El más común es la podofilia (el fetichismo por los pies), aunque también son usuales entre los parcialistas la maschalagnia (fetichismo por las axilas), la nasofilia (interés extremo por las narices) o la tricofilia (obsesión por el cabello).
El sexo griego: Se relaciona este país europeo con la penetración anal. Se dice que se debe a que antiguamente en Grecia las relaciones homosexuales eran frecuentes. Cualquier postura que permita mantener sexo de esta forma se puede considerar ‘sexo griego’, por lo tanto, cualquier relación sexual que permita la penetración anal en vez de vaginal se llama “hacer un griego”.
El sexo inglés: “Hacer un inglés” consiste en practicar juego de roles y bondage. En este tipo entran en juego objetos sexuales del estilo esposas, vendajes, látigos, y roles de dominante o dominado. Eso sí, en esta variante no se incluyen prácticas en las que se infrinja daño o dolor a la pareja.
El sexo ruso: “Hacer un ruso” consiste en la penetración entre los muslos de la pareja. De esta forma se puede ejercer mayor o menor presión con ellos para obtener distintos placeres. En algunos lugares, el sexo ruso también hace referencia al masaje de la zona genital con ayuda de aceites para aumentar el placer.
El sexo sueco: Se conoce como “sexo sueco” a la masturbación en pareja. Para la masturbación mutua pueden utilizarse las manos o ayudarse de juguetes sexuales.
El Tickling: aunque algunas personas puedan considerarlo torturador, consiste en ofrecer cosquillas eróticas hasta alcanzar orgasmos felices, esto sería, acompañados de carcajadas explosivas. Se encuentra asociado a la ‘Knismolagnia’, referente al placer sexual obtenido por hacer o recibir cosquillas.
Electrofilia: Excitación al usar suaves choques eléctricos durante la práctica sexual.
Elefilia: Excitación por determinados tejidos.
Emetofilia: Excitación al vomitar.
Empotradora: Dícese de la chica que atrapa en sus redes a todo el que se propone y toma la iniciativa en la cama.
Eonismo: tendencia de un hombre a vestir ropa de mujer, para su placer
Erotolalia: Excitación al hablar de sexo.
Escarificaciones: Excitación al marcar la piel objetos cortantes.
Escatofagia: coprofagia
Escopofilia: Excitación al mirar abiertamente a otras personas en el acto sexual (no subrepticiamente como en el voyeurismo).
Estigmatofilia: Excitación ante tatuajes, agujeros o cicatrices en la piel.
Exhibicionismo: Excitación mostrando abiertamente algún comportamiento sexual en público.
Exhibicionismo: enseñar los órganos genitales en lugares públicos o a otras personas
Exofilia: Excitación sexual ante lo inusual o bizarro.
Facesitting:Se refiere al acto de sentarse sobre la cara de la pareja, sea la mujer sobre el hombre o el hombre sobre la mujer.
Falofilia:Excitación ante penes grandes.
Felación:Estimulación de los órganos genitales masculinos con la boca
Fetichismo travestista: Excitación al vestir ropas de mujer.
Fetichismo:Tener placer solamente a través de un objeto o fetiche
Fist-fucking:Introducción del puno en el ano o en la vagina
Flagelación:Azotar a la pareja con látigos, cinturones, etc.
Flatofilia: Excitación ante el olor de los gases intestinales.
Follodrama: Un calambre en el momento cumbre, un condón roto, un gatillazo… Cualquier accidente sexual se incluye en este concepto.
Footjob: Es dar un masaje erótico o masturbar al compañero usando solo los pies. Quienes lo practican aseguran que despierta el deseo sexual y provoca más excitación que cuando se usan las manos.
Foreplay: Otra forma de llamar a los “juegos previos”. Incluye besos, caricias, sexo oral y todo lo que hagamos antes de llegar al clímax.
Formicofilia: Excitación con insectos o animales caminando sobre los genitales.
Foxy bikini:. Es una extraña moda surgida en Nueva York. Consiste en depilarse totalmente la zona del cavado y luego aplicarse pelo teñido de zorro, que por lo general es sintético.
Foxy biquini: Parece de sencilla pronunciación, ¿verdad? Pero lo difícil es pedirlo sabiendo lo que pides y conseguir que las carcajadas se lo permitan. Esta peculiar moda neoyorquina propone depilarse el pubis al completo y aplicarse mechones de pelo teñido de zorro, actualmente es sintético.
Francés: coito oral, felación
Fratrilagnia: Excitación con las relaciones sexuales incestuosas.
Free pass: El “pase libre” es darle permiso a nuestra pareja para que tenga una aventura con otra persona. Claro que después no valen los reproches…
Froteurismo: Excitación al frotar los genitales contra el cuerpo de otra persona.
Froteurismo: excitación sexual experimentada al frotarse con otra persona sin su consentimiento
Gang bang: Varios hombres tienen sexo con una misma mujer
Gang-Bang: relación sexual de una mujer con varios hombres
Gerontofilia: Excitación de jóvenes por un hombre de edad mucho mayor.
Gerontofilia: excitación sexual que experimenta una persona joven por ancianas
Ghosting:  ¿Alguna vez tu ligue ha desaparecido de la faz de la Tierra, ignorando tus mensajes o llamadas? Entonces, ya has sufrido el ghosting (tiene su origen en la palabra ghost, ‘fantasma’).
Gigoló: hombre mantenido por una o varias mujeres, generalmente de más edad, que le pagan por su compañía o servicios sexuales. Si las mujeres que le pagan son prostitutas, se le llama chulo, macarra o proxeneta
Gimnofilia o nudomanía: Excitación por la desnudez.
Ginemimetofilia: Excitación ante un hombre travestido.
Grafolagnia: Excitación ante fotos o cuadros eróticos.
Graofilia: Excitación de jóvenes por mujeres maduras.
Gregomulcia: Excitación por ser manoseado por una persona desconocida en una multitud.
Griego: coito anal
Hebefilia: Atracción por niñas púberes.
Hematofilia: Excitación ante el derramamiento de sangre.
Heterofobia: miedo irracional al otro sexo
Heterosexualidad: atracción o sexualidad practicada con individuos de sexo contrario al propio
Hierofilia: Excitación ante las cruces.
Higrofilia: Excitación ante cualquier fluido corporal.
Hipnofilia: Excitación al contemplar personas dormidas.
Hirsutofilia: Excitación ante personas velludas.
Homofilia: homosexualidad
Homofobia: miedo irracional a la homosexualidad
Homosexualidad: Atracción de una persona a otra de su mismo género.
Homosexualidad: atracción o sexualidad practicada con individuos del mismo sexo
Humasexual: Nuevo término acuñado por el cantante Morrissey, que con motivo de la publicación de su autobiografía declaró: “Desgraciadamente, no soy homosexual. Técnicamente soy humasexual, me siento atraído por los seres humanos. Desde luego, no por muchos”. Aunque la orientación erótica del ex líder de los Smiths no parece muy clara. En 1980 se proclamó más bien un icono de los asexuales al decir que “nunca había sido una persona muy sexual”, y en 1984 volvió a pronunciarse en contra del instinto básico con esta contundente declaración. “el sexo es un desperdicio de baterías”.
Hung:  Es una forma de denominar a un hombre que tiene un pene muy grande.
Ignimasmanía: Excitación al excitar a un hombre para incitarlo a la masturbación.
Incesto: relaciones sexuales entre personas unidad por parentesco biológico o lazos de responsabilidad
Infidelidad sexual: La infidelidad sexual es el acto sexual que ocurre fuera de una relación de pareja o matrimonio (existiendo este vínculo). Suele catalogarse como sexo sin compromiso, aunque en ocasiones ambos miembros de la infidelidad pueden sentir un fuerte apego emocional.
Intercambio de pareja: El intercambio de pareja es un tipo de sexo en el que los novios o casados están de acuerdo en tener relaciones sexuales con miembros de otras parejas. Existen locales en los que es posible llevar a cabo esta práctica.
Intercambios sexuales: práctica que consiste en intercambiar las parejas para mantener relaciones sexuales de forma ocasional
Jactitafilia: Excitación por el relato de las propias hazañas sexuales.
Juego del muelle:  Una práctica para apuntar en la lista negra. varios chicos se tumban boca arriba, desnudos y en círculo. Mientras tienen una erección, las chicas se van sentando encima alternativamente cada 30 segundos. El que eyacula primero, pierde.
Karezza:Técnica que permite recuperar la pasión y el erotismo evitando llegar al clímax. Se basa en encuentros físicos prolongados en los que todo vale para encontrar satisfacción… Excepto el orgasmo. Te lo contamos todo.
Keraunofilia: Excitación por los rayos y truenos.
King out: Práctica que se combina con la anterior, debido a que se trata de encuentros en los que sólo hay besos y caricias, quizá lo más sea la mutua masturbación.
Kinky:Otro término que se puso de moda con el auge de la literatura erótica. Define a la tendencia de vestirse especialmente para el sexo, con ropa de látex y de cuero.
Knismolagnia:Es sentir placer sexual haciendo o recibiendo cosquillas.
Knismolagnia: Excitación cuando la otra persona hace cosquillas.
Knisofilia: Excitación al oler incienso.
Kokigami:  ‘Koki’ es el pañuelo que llevan los actores japoneses en la cintura y ‘gami’ papel. Estos términos dan nombre a un singular y tradicional juego erótico de origen japonés, donde se coloca al pene un disfraz hecho con papel o telas de colores, se envuelve para regalo y se ofrece a la persona amada. Yo creo que el placer llega viendo la cara que pone ésta al recibir semejante sorpresa. En cualquier caso, quiero confesar que soy muy fan del ‘kokigami’, a pesar de poder poner en riesgo la relación, en algún caso. Siempre dije que superar alegremente la primera ventosidad compartida en pareja marcaba el inicio de la verdadera relación, pero estaba equivocada, el ‘kokigami’ es, sin duda, el paso definitivo.
Kokigami: Juego erótico de origen japonés, que consiste en colocarle al pene un disfraz hecho con papel.
La cubana o la española: Aunque en España se conoce como “hacer una cubana”, lo cierto es que en el resto del mundo se llama “hacer una española”. Es bastante conocida, y consiste en practicar el coito intermamario, es decir, utilizar los pechos para estimular el miembro masculino.
La postura del alemán: También es conocida como ‘la postura del misionero’, es decir, ella estirada en la cama y él sobre ella.
La postura del francés: Se trata de una de las más famosas. La expresión se utiliza generalmente como “hacer un francés”, y significa algo tan común como tener sexo oral. El sexo a la francesa, cuando se le practica a un hombre se llama ‘felación’, mientras que cuando se le practica a una mujer se conoce como ‘cunnilingus’.
La postura italiana: Es parecida a la conocida como cubana o española, aunque en el caso de la italiana se trata de realizar el mismo acto sexual pero utilizando otras zonas del cuerpo distintas para estimular el pene.
La urolofilia: Se refiere a lo propio con la orina. Quienes la practican la conocen coloquialmente como ‘lluvia dorada’. Hay personas a quienes también les gusta orinar en público, orinarse encima, observar cómo orinan otros o ser orinados por otras personas.
Lactafilia: Excitación por los pechos que amamantan.
Latronudia: Excitación por desnudarse ante el médico, fingiendo una dolencia.
Lectolagnia: La única excitación proviene de la lectura de textos de contenido erótico.
Lesbianismo: homosexualidad femenina
Libertino: persona que aprovecha y disfruta todo tipo de placeres sensuales, sin sentirse limitado por norma moral alguna
Live- show: espectáculo en vivo de prácticas sexuales reales
Lluvia blanca: eyaculación del hombre durante una felación
Masoquismo y sadismo: El masoquismo y el sadismo son quizá de las parafilias más conocidas, y de las que están más a la orden del día gracias a películas que las muestran en mayor o menor medida, como la famosa ’50 sombras de Grey’. Los masoquistas relacionan el placer sexual con el dolor, la crueldad o el sufrimiento. Les excita recibir golpes, latigazos, ser esclavizado, así como la asfixia o la autoasfixia. Este tipo de prácticas son peligrosas y deben realizarse con conocimiento y precaución, ya llevar el cuerpo al límite puede terminar con un resultado no esperado. El sadismo se basa en experimentar placer erótico al provocar dolor físico o humillación en la pareja.
Masoquismo: Excitación por la propia humillación o sufrimiento físico (latigazos, pellizcos, patadas) o moral (humillación). Se diferencia de la algomanía por la presencia del componente erótico.
Masters/slaves:Se refiere a la práctica sexual del amo y el esclavo
Mastur Dating:  Tener una cita contigo misma ¡y pasártelo en grande!
Matutolagnia: Se trata del gusto para practicar sexo por la mañana, justo al despertarse. Ese momento en que abrimos los ojos y buscamos a nuestra pareja con la intención de empezar el día de la mejor manera. Ese sexo “mañanero” es una práctica de lo más extendida y , seguramente, hasta ahora no sabías ni que tenía nombre técnico.
Matutolagnia: Es el deseo sexual que algunas personas sienten durante la mañana. Su nombre proviene de Mater Matuta, diosa del amanecer en la mitología romana. ¿A vos también te gusta el “mañanero”?
Menofilia: Excitación por todo aquello que tiene que ver con el tema de la menstruación femenina.
Merintofilia: Excitación sexual provocada por estar atado.
MILF: Abreviatura de ‘mother I’d like to fuck’ y que describe a una mujer madura pero que todavía es atractiva sexualmente. El término inglés cougar define a las que buscan una pareja más joven que ellas, como han hecho Madonna, Demi Moore, Kylie Minogue, Sharon Stone, Susan Sarandon o Joan Collins.
Misofilia: Atracción sexual por la ropa sucia.
Morfofilia: Excitación ante personas con ciertas características físicas (sólo rubios, sólo gordas, etc.) Moriafilia
Nasofilia: Excitación ante una nariz de gran tamaño.
Necrofilia: Excitación sólo con cadáveres.
Necrofilia: La necrofilia está caracterizada por una atracción sexual hacia los cadáveres tanto en humanos como en animales. Es probablemente una de las parafilias más tabú, y además, ilegal.
Neutro:  No es un hombre ni es una mujer
Ninfofilia: Atracción sexual de un adulto por una adolescente.
Nosolagnia: Excitación ante parejas con enfermedades terminales.
Nyotaimori:. En esta práctica japonesa, un hombre come sushi servido sobre el cuerpo desnudo de una mujer. Si se hace sobre el hombre se llama “nantaimori”.
Odaxelagnia: Excitación al morder o ser mordido por la pareja.
Ofidiofilia: Excitación frente a reptiles.
Olfactofilia: Excitación por el olor de la transpiración, especialmente de los genitales.
Oming:  También llamada meditación orgásmica, es una práctica en la que se estimula una zona concreta del clítoris –la parte superior izquierda– durante 13 minutos (exactos). Quienes lo han probado juran que el éxtasis puede durar hasta dos días.
Orgía: Si el trío se practica entre tres personas, cuando participan más de tres individuos tiene lugar lo que se conoce como orgía. En la orgía hay intercambio de parejas sexuales.
Pansexualidad: Atracción de una persona hacia cualquier otra, sin tomar en cuenta su género u orientación sexual.
Pantsu Getta’: De la fusión de ‘panties’ (bragas, medias) y ‘get’ (conseguir) nace un conocido juego japonés. Comienza con el anuncio de una mujer en un foro, indicando que ocultó su ropa interior usada en un determinado lugar. Todos los interesados buscarán el tesoro por la calle, pidiendo pistas a la joven a través de Internet. El juego concluye cuando el ganador avisa en el mismo foro que dejen de buscar y comunica todo tipo de detalles sobre lo encontrado, poniendo los dientes largos al resto de jugadores.
Parcialismo: El placer sexual en este caso se concentra en una parte concreta del cuerpo. Si para unos la boca, el cuello o las orejas pueden ser sus zonas erógenas, en el parcialismo el interés se centra en zonas del cuerpo más peculiares. Estas pueden ser las axilas o la nariz. A los seguidores de esta práctica les encanta besar o lamer estos sitios de la anatomía de sus parejas.
Partenofilia: Excitación por las vírgenes.
Peaking:  Técnica tántrica que promueve surfear la cresta de la ola (orgásmica, se entiende) y retrasar el final para aumentar el placer. ¿Cómo? Cuando notes que se acerca, contrae el perineo e inspira profundamente. Después, relaja mientras expiras. Tras varias veces, la explosión será inevitable.
Pediofilia: Excitación por las muñecas.
Pedofilia: Excitación por los menores.
Pegging:  En este caso, la mujer adopta un rol masculino. Para eso, usa un consolador sujeto con un arnés, con el que satisface a su pareja.
Penis captiva:  Es una práctica sexual común en Tailandia, que genera mucho placer. Consiste en “capturar” con fuerza el pene usando los músculos de la vagina.
Petting:  También conocido como “King out”, son encuentros en los que solo hay besos y caricias, pero nunca se llega a la penetración. En criollo, es el clásico “franeleo”. Te contamos cómo hacerlo (bien).
Picacismo: Excitación sexual introduciendo alimentos en cavidades corporales para que la pareja los recupere con la boca.
Pigmalionismo: Excitación por estatuas o maniquíes desnudos.
Pigofilia: Excitación por el contacto con las nalgas.
Pigotripsis: Excitación por rozar o masajear las nalgas.
Pompoir:  Masaje en el pene… ¡pero con la vagina! Una vez introducido, se hacen movimientos de contracción y relajación.
Precop: Es la definición sexual para ‘los amigos con derechos’, es decir, alguien con quien además de haber una amistad se tienen relaciones sexuales bajo acuerdo de que no existirá un vínculo amoroso.
Precop:  No son nuestros novios ni nuestros amantes, de hecho, ni siquiera existe la mínima posibilidad de tener un futuro amoroso con ellos. Son parte de una relación en la que abundan la exploración, las búsquedas y el sexo
Precop’: Si practicas sexo con alguien sin vinculación amorosa eres un o una ‘precop’, que lo sepas. Quizá sea la manera fina de llamar al amigo con derecho a roce o al amigovio, que me suena un poco a agobio aunque se componga de la fusión entre amigo y novio, siendo este el término reconocido por la Real Academia Española. Pero apostaría que pensar en llamar al ‘precop’, y no al ‘follamigo’ de toda la vida, baja considerablemente los niveles de ‘cachondina’, salvo que este, sea un opositor a policía (por lo de ‘cop’) y fantasee con que le leerá sus derechos, enseñándole la porra.
Pubefilia: Excitación producida al contemplar vello pubiano.
Pungofilia: Excitación al ser pinchado.
Quickly:  Es un “rapidito”
Quicky:  Sexo rápido y espontáneo. ¡Los lugares públicos son los predilectos!
Quinunolagnia: Excitación sexual en situaciones de peligro.
Rabdofilia: Excitación al ser flagelado.
Raw sex: Lo llevarás crudo (eso es lo que quiere decir raw) si te lanzas a esta práctica (hacer el amor sin protección con desconocidos).
Renifleurismo: Excitación ante el olor de la orina.
Sadismo: Excitación al provocar dolor físico o humillación en la pareja.
Salirofilia: Excitación al ingerir la saliva de la pareja.
Sex coach:  En el mundo se expande la moda de contratarlos. Son personas que ayudan a las parejas a mejorar su performance erótica. Algunos lo hacen a distancia, pero otros están ahí mismo, en el lugar de la acción. ¿Quieres saber cómo trabajan?
Sexdiet: Esta práctica es para aquellos que buscan bajar de peso mediante intensas jornadas de sexo, debido a el tipo de ejercicio, quema de calorías y resistencia física que conlleva su práctica. Es importante considerar que al mismo tiempo en que más personas se atreven a experimentar nuevas prácticas sexuales, éstas deben realizarse con mutuo consentimiento y de manera protegida, para vivir una sexualidad mucho más plena y sin riesgos.
Sexdiet:  Intensas jornadas de sexo que se hacen con el objetivo de bajar de peso. Te armamos una rutina para que, vos también, puedas quemar calorías entre las sábanas.
Sexetarianos: El vegetarianismo llevado a la cama es practicado por determinadas personas que no tienen relaciones íntimas con inidivduos que consuman alimentos de origen animal o derivados como leche, miel o queso. Los vegetarianos alegan que su dieta les hace menos propensos a padecer ciertas enfermedades de corazón, derrames cerebrales, diabetes, obesidad o cáncer, y que al estar más sanos, tienen más energía disponible. Aseguran también que su semen sabe mejor. La razón de esta elección, además de ética, es que, a través de los fluidos corporales –saliva, sudor o semen– se transmiten todos esos subproductos presentes en la carne animal –como hormonas– que ellos tratan de evitar.
Sexetarianos:  Hay personas vegetarianas que deciden no tener sexo con carnívoros. Aseguran que a través de los fluidos corporales se transmiten las hormonas presentes en la carne animal.
Sexit:  Es la idea de escaparse, por ejemplo de una fiesta, con un desconocido. Pueden ir juntos al baño, al jardín, a una habitación oculta… No importa dónde, pero tiene que ser rápido y excitante.
Sexo con amor: El sexo no necesariamente debe llevarse a cabo con alguien de quien estás enamorado
Sexo outdoor: El sexo outdoor es un tipo de sexo que se lleva a cabo al aire libre, por ejemplo, en la playa o la montaña. Es una forma muy estimulante de tener sexo, y aunque muchas personas no desean ser vistos mientras tienen relaciones sexuales, disfrutan de la sensación de que pueden ser pillados en cualquier momento. Sin embargo, en ocasiones es delito.
Sexo sin compromiso: No todo el sexo es con amor ni hay que estar enamorado para tenerlo, pues el sexo sin compromiso es un tipo de práctica sexual común. Se caracteriza porque las dos personas que tienen relaciones sexuales no están interesadas en tener una relación basada en el compromiso. Pueden ser buenos amigos y tener una bonita amistad, pero no quieren ser novios. El sexo sin compromiso aporta una serie de ventajas y desventajas. Puedes saber más sobre él en este artículo
Sexo tántrico: Cada vez es más practicado por ser parte de una disciplina milenaria. Con el auge del yoga y meditación, sus beneficios se han extendido hacia la intimidad, además de que puede ser muy recomendado frente a disfunciones sexuales tanto del hombre, como de la mujer.
Sexo telefónico: El sexo telefónico es una forma de sexo similar a la anterior. Sin embargo, no se utiliza el ordenador para tener sexo, sino que se emplea el teléfono para excitar a la otra persona y tener sexo mientras tienen una conversación subida de tono.
Sexting:  Es el acto de enviar mensajes eróticos a través de un smartphone. Expertos de Estados Unidos y de Europa advierten que es una práctica en aumento entre jóvenes y adolescentes, con muchos riesgos.
Sextorsión:  Extorsión sexual en la que una persona es chantajeada con una imagen o vídeo compartidos en redes o a través del móvil.
Shagbag:  Así se llama el kit con todo lo necesario para pasar la noche fuera de casa. Incluye cepillo de dientes, ropa interior, cosméticos y, por supuesto, una caja de preservativos.
Sitofilia: Excitación con el uso de alimentos con propósitos sexuales (pepinos para masturbarse, por ejemplo).
Solodex:  Es nuestro “background erótico”, todo lo que usamos para excitarnos a solas. Pueden ser historias pasadas, fantasías, aromas, libros o películas pornográficas.
Somnofilia: Acariciar y realizar sexo oral a una persona dormida hasta despertarla.
Somnofilia: La somnofilia es un tipo de parafilia en la cual la excitación sexual y/o el orgasmo son obtenidos al mantener relaciones sexuales con un desconocido cuando éste está dormido. Hay diferentes rangos, que pueden ir desde la mera excitación o la masturbación hasta la práctica del acto sexual con la persona que duerme. Estas personas se excitan cuando ven a alguien dormido, y esa excitación aumenta por el miedo a que esa persona despierte y ser descubiertos.
Splosh:  Forma de “fetichismo” que consiste en verter comida, sustancias no comestibles o líquidos sobre los cuerpos. Una práctica que da que hablar… Y degustar.  Te damos algunas ideas.
Tickling: Consiste en hacer cosquillas a la pareja con fines sexuales. Los entendidos dicen que las mujeres somos especialmente sensibles a esta practica, que sirve para reducir el estrés, romper el hielo y hace las veces de juego preliminar.
Toothing:  El bluetooth del móvil se convierte en la nueva Celestina. Y es que también se utiliza para conseguir citas a ciegas. ¿El modus operandi? Conectas con gente que lo tenga activado, pones una palabra clave con tus intenciones y… ¡a quedar!
Trío: Un trío es una forma de sexo liberal que se caracteriza porque durante el acto sexual participan tres personas y no dos como en la manera convencional. Hay individuos que piensan que esto es una manera incorrecta de tener sexo e incluso convierte a las personas en menos dignas, aunque esto tiene que ver enteramente con la moral de cada persona.
Triolismo: Excitación al observar a la propia pareja teniendo relaciones con una tercera persona.
Ubersexual:  De los creadores del metrosexual, llega este término, que identifica al hombre que se cuida, pero sin perder la masculinidad (véase Hugo Silva o Michael Fassbender).
Urofilia (urolagnia, ondinismo): Excitación con el uso de la orina durante en la práctica sexual o uso del sondaje en la uretra.
ursusagalamatofilia :Se refiere a la obtención de placer erótico al mantener relaciones íntimas vistiendo disfraces de animales, masturbarse con un peluche y fantasear o disfrutar de encuentros eróticos con personas que se disfracen de osito, ovejita o perrito de felpa, por ejemplo. En ningún caso se consideraría zoofilia o bestialismo por tratarse de objetos o personas disfrazadas, no animales reales.
Ursusagalamatofilia: Este impronunciable nombre esconde tras de sí el gusto por practicar sexo disfrazados de animales. Las parejas a las que les gusta esta práctica se disfrazan de oso o de conejita para excitarse al máximo y conseguir el mayor placer sexual posible.
Voyeurismo: Excitación al observar sin ser visto el acto sexual de otras personas.
Xenofilia: Excitación ante personas de distintos países.
Xenofilia:  Se refiere a quienes sienten deseos sexuales por los extranjeros. También define a las personas que se excitan disfrazando a sus parejas con indumentaria de otras culturas.
Yab-yum:  Postura típica del tantra en la que el hombre se sienta con las piernas cruzadas y la mujer se pone encima. Máxima intimidad.
Zombie: Así se llama quien te ha dejado, pero regresa arrepentido, con la cabeza gacha, para intentar volver contigo.
Zoofilia (bestialismo): Excitación solamente con animales.